PATOLOGÍA DE LOS NERVIOS PERIFÉRICOS

Síndrome del túnel carpiano

El STC está causado por una compresión del NERVIO MEDIANO al pasar por su corredor anatómico, situado en la cara ventral de la muñeca.

Anatomía

El túnel carpiano protege al nervio mediano y los tendones flexores que flexionan los dedos y el pulgar.

Causa

El síndrome del túnel carpiano ocurre cuando los tejidos que rodean a los tendones flexores en la muñeca se inflaman y hacen presión en el nervio mediano. Estos tejidos se llaman membrana sinovial. La membrana sinovial lubrica los tendones y facilita el movimiento de los dedos. El techo del túnel está cubierto por una fuerte banda de tejido conectivo, llamada ligamento carpiano transverso, poco flexible.

La inflamación de la membrana sinovial reduce el espacio limitado del túnel carpiano y, con el paso del tiempo, comprime al nervio.

Muchas cosas contribuyen al desarrollo del síndrome del túnel carpiano:

– La herencia es el factor más importante, los túneles carpianos son más pequeños en algunas personas y este rasgo puede repetirse en las familias.
– El uso frecuente de la mano -p.e. peluquería o uso del ratón del ordenador-.
– Sexo femenino.
– Cambios hormonales relacionados al embarazo.
– La edad: es más frecuente a edades media de la vida.
– Condiciones médicas: diabetes, artritis reumatoide y desequilibrio de la glándula tiroides.

En la mayoría de los casos de síndrome del túnel carpiano, no hay una única causa.

Clínica

La CPAP es el principal tratamiento para resolver las apneas o pausas respiratorias durante el sueño. Consiste en un dispositivo de pequeño tamaño (poco mayor que un teléfono fijo) que bombea el aire a determinada presión y evita el cierre de la vía aérea durante el sueño.

Lo ideal no es poner la presión a ojo o con fórmulas matemáticas, si no ver dormir al paciente con el dispositivo para asegurar a qué presión exacta eliminamos las apneas en todas las fases y posiciones del sueño.

Cirugía

El tratamiento quirúrgico consiste en la descompresión del nervio mediano en el túnel carpiano. Esta intervención se realiza habitualmente de forma ambulatoria y con anestesia local mediante una pequeña incisión en la cara anterior de la muñeca y seccionando las estructuras, como el ligamento carpiano transverso, que comprimen el nervio hasta liberarlo. El postoperatorio requiere de un vendaje en la mano, reposo y mantenerla en alto con un cabestrillo la primera semana.

Resultados a largo plazo: los síntomas mejoran en la mayoría de los pacientes después de la cirugía, pero la recuperación puede ser gradual. En promedio, la fuerza para asir y pinzar objetos se recupera unos 2 meses después de la cirugía.

La recuperación completa puede llevar hasta un año. Si el dolor y la debilidad significativa persisten durante más de 2 meses, su médico podría indicarle que trabaje con un terapeuta de manos.

En el síndrome del túnel carpiano de mucho tiempo, con pérdida grave de la sensación y/o atrofia muscular alrededor de la base de su pulgar, la recuperación es más lenta y puede que no llegue a ser completa.

El síndrome del túnel carpiano puede ocasionalmente recurrir y requerir cirugía adicional.

Síndrome del túnel Cubítal

 El atrapamiento del nervio cubital ocurre cuando el nervio cubital del brazo se comprime o se irrita.
El nervio cubital es uno de los tres nervios principales del brazo. Va desde el cuello hasta la mano. El lugar más común de compresión del nervio es detrás de la parte interna del codo.

.

Anatomía

En el codo, el nervio cubital viaja a través de un túnel de tejido -el túnel cubital- que pasa debajo de una protuberancia del hueso –el epicóndilo medial- de la parte interior del codo. Al punto donde el nervio pasa debajo del epicóndilo medial comúnmente se le conoce como “hueso de la risa” poruqe el nervio está cerca de la piel y, al golpearlo, provoca una sensación de calambre.

Más allá del codo, el nervio cubital viaja debajo de los músculos de la parte interior de su antebrazo y hacia la mano del lado de la palma con el dedo meñique. A medida que el nervio entra en la mano, viaja por otro túnel –el llamado canal de Guyón-.

El nervio cubital da sensación al dedo meñique y a la mitad del dedo anular en la palma y dorso de la mano. También controla la mayoría de los músculos pequeños de la mano que ayudan con los movimientos finos, y algunos de los músculos más grandes del antebrazo que ayudan a la sujeción fuerte.

Causa

El nervio cubital es especialmente vulnerable a la compresión en el codo porque debe viajar por un espacio angosto con muy poco tejido blando para protegerlo.

El nervio cubital pasa detrás del epicóndilo medial en la parte interior del codo.

Causas comunes de la compresión

Hay varios factores que pueden causar presión en el nervio del codo.

– Cuando dobla el codo, el nervio cubital debe estirarse alrededor del reborde óseo del epicóndilo medial. Como este estiramiento puede irritar el nervio, mantener el codo doblado por períodos prolongados de tiempo o doblar repetidamente el codo puede causar síntomas dolorosos. Por ejemplo, muchas personas duermen con los codos doblados. Esto puede agravar los síntomas de la compresión del nervio cubital y ocasionar que se despierten con los dedos dormidos.
– En algunas personas, el nervio se desliza desde atrás del epicóndilo medial cuando el codo está doblado. Con el transcurso del tiempo, este deslizamiento hacia adelante y hacia atrás puede irritar al nervio.
– Recargarse en el codo por largos períodos de tiempo puede poner presión en el nervio.
– La acumulación de líquido en el codo puede causar inflamación que puede comprimir el nervio.
– Un golpe directo en la parte interna del codo puede causar dolor, una sensación de descarga eléctrica y adormecimiento de los dedos meñique y anular.

Síntomas

 El síndrome del túnel cubital puede causar un dolor fuerte en la parte interna del codo. Sin embargo, la mayoría de los síntomas ocurren en la mano.

– El adormecimiento y hormigueo de los dedos meñique y anular son síntomas comunes del atrapamiento del nervio cubital. A menudo, estos síntomas vienen y van. Suceden más a menudo cuando el codo está doblado, como cuando conduce o sostiene el teléfono. Algunas personas se despiertan en la noche porque sus dedos están adormecidos.
– La sensación de que el dedo anular y el dedo meñique “se duerman”, especialmente cuando el codo está doblado. En algunos casos, puede ser más difícil mover sus dedos hacia fuera y hacia dentro, o manipular objetos.
– Puede ocurrir debilitamiento de la sujeción y dificultad con la coordinación de los dedos (como teclear o tocar un instrumento). Estos síntomas usualmente se ven en los casos más graves de compresión de los nervios.
– Si el nervio está muy comprimido o se ha comprimido por mucho tiempo, puede ocurrir atrofia en la mano. Una vez que esto suceda, la atrofia en el músculo ya no se puede revertir. Por este motivo, es importante ver a su médico si los síntomas son graves o si son menos graves, pero han estado presentes más de 6 semanas.

Remedios caseros

Hay muchas cosas que puede hacer en casa para ayudar a aliviar los síntomas. Si sus síntomas interfieren con las actividades normales o si duran más de unas cuantas semanas, asegúrese de programar una cita con su médico.

– Evite las actividades que requieran que mantenga su brazo doblado por largos períodos de tiempo.
– Si usa la computadora con frecuencia, asegúrese de que su silla no esté demasiado baja. No apoye el brazo en el descansabrazos.
– Evite inclinarse sobre su codo o poner presión en la parte interna de su brazo. Por ejemplo, no conduzca con su brazo descansando en la ventanilla abierta.
– Mantenga el codo extendido en la noche cuando duerme. Esto se puede hacer envolviendo una toalla alrededor del codo estirado o usando una codera al revés.

Envolver una toalla no muy apretada alrededor del brazo con cinta puede ayudarlo a recordar no doblar el codo durante la noche.

Pruebas

Estudios electrofisiológicos de conductividad de los nervios. Estas pruebas pueden determinar si está funcionando el nervio y ayudar a identificar dónde se está comprimiendo.

Los nervios son como “cables eléctricos” que viajan por el cuerpo transportando mensajes entre su cerebro y músculos. Cuando un nervio no funciona bien, la conductividad toma mucho tiempo.

Durante una prueba de conductividad del nervio, el nervio se estimula en un lugar y se mide el tiempo que le toma tener una respuesta. Se harán pruebas en varios lugares a lo largo del nervio y el área en la que la respuesta se demore demasiado, probablemente sea el área en la que el nervio está comprimido.

Los estudios de conductividad de los nervios también pueden determinar si la compresión está causando daño al músculo. Durante la prueba, se ponen agujas pequeñas en algunos de los músculos que el nervio cubital controla. El daño muscular es un signo de una compresión del nervio más grave.

Tratamiento

Tratamiento no quirúrgico

Inmovilización o férula. Su médico le puede recomendar un inmovilizador acojinado o una férula para usar en la noche para mantener el codo en posición recta.

Tratamiento quirúrgico

Su médico le puede recomendar cirugía para quitar la presión que hay en el nervio si:

– Los métodos no quirúrgicos no le han mejorado
– El nervio cubital está muy comprimido
– La compresión del nervio ha ocasionado debilitamiento o daño muscular

Hay algunos procedimientos quirúrgicos que aliviarán la presión en el nervio cubital en el codo.

Estos procedimientos muy a menudo se hacen de manera ambulatoria.

– Liberación del túnel cubital. En esta operación, el ligamento que hace de “techo” del túnel cubital se corta y se divide. Esto aumenta el tamaño del túnel y disminuye la presión sobre el nervio. Después del procedimiento, el ligamento empieza a crecer nuevo a lo largo de la división y lo hace dando más espacio para que el nervio cubital se deslice.

La liberación del túnel cubital tiende a funcionar mejor cuando la compresión del nervio es leve o moderada y el nervio no se desliza fuera de la parte posterior del reborde óseo del epicóndilo medial, cuando el codo está doblado.

– Transposición anterior del nervio cubital. En muchos casos, el nervio se mueve de la parte posterior del epicóndilo medial a un nuevo lugar enfrente de él. Mover el nervio al frente del epicóndilo medial evita que quede atrapado en el reborde óseo y que se estire cuando dobla el codo. Este procedimiento se llama transposición anterior del nervio cubital.

El nervio se puede mover para que quede debajo de la piel y la grasa pero arriba del músculo (transposición subcutánea), dentro del músculo (transposición intermuscular) o debajo del músculo (transposición submuscular).

Para la transposición del nervio cubital, se hace una incisión a lo largo de la parte interior del codo (imagen) o a lo largo de la parte posterior del codo.

– Epicondilectomía medial. Otra opción para liberar el nervio es extirpar parte del epicóndilo medial. Al igual que la transposición del nervio cubital, esta técnica también previene que el nervio quede atrapado en el reborde óseo y se estire cuando se dobla el codo.

Recuperación de intervenciones quirúrgicas

 Dependiendo del tipo de cirugía que tenga, quizás pueda necesitar usar una férula durante algunas semanas después de la operación. Una transposición submuscular usualmente requiere más tiempo con férula (de 3 a 6 semanas).

Su cirujano puede recomendar ejercicios de fisioterapia para ayudarlo a recuperar la fuerza y el movimiento de su brazo. También hablará con usted sobre cuándo será seguro volver a todas sus actividades normales.

Resultado de la cirugía

Los resultados de la cirugía son generalmente buenos. Si el nervio está muy comprimido o si hay atrofia muscular, el nervio podría no volver a la normalidad y algunos síntomas podrían persistir aún después de la cirugía. Los nervios se recuperan lentamente, y puede llevar mucho tiempo saber si quedará bien un nervio después de la cirugía.