Dormir a pierna suelta

El consumo de benzodiacepinas, los fármacos más usados contra el insomnio, se ha incrementado un 14%. “Existe un abuso clarísimo de su consumo. Y eso que no son inocuas:provocan dependencia, deprimen el sistema nervioso central, empeoran problemas como la apnea del sueño y, en personas mayores, propician las caídas. Por eso nuestra batalla es retirar esta medicación a los pacientes con insomnio crónico”, explica el dr. Hernando Pérez, coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y Sueño de la Sociedad Española de Neurología.

¿Cómo conseguirlo? Sustituyendo las benzodiacepinas por fármacos sin efecto rebote, como los antidepresivos tricíclicos, usando suplementos de melatonina y reeducando al paciente con terapia cognitiva del insomnio.

La opción más natural

Los preparados de plantas medicinales que se venden en farmacia pueden ayudar (sin efectos secundarios) a combatir la ansiedad que es la causa del insomnio puntual. Plantas como la pasiflora y la amapola de California se pueden usar sin miedo a la adicción. Otra opción: las flores de Bach. Ya existe una versión del famoso Rescue diseñado para conciliar el sueño.

Fuente: MujerHoy

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *